>
>

Suelo Pélvico

Suelo Pélvico

En primer lugar decir que la cavidad pélvica es una cavidad del cuerpo que está delimitado por los huesos de la pelvis. Su techo oblicuo es la entrada de la pelvis (la abertura superior de la pelvis). Su límite inferior es el suelo pélvico. La cavidad pélvica contiene principalmente los órganos reproductivos, la vejiga urinaria, el colon pélvico, y el recto. El recto se coloca en la parte posterior de la pelvis, en la curva de la sacro y el coxis; la vejiga está en frente, detrás de la sínfisis púbica.

Ademas en la mujer, el útero y la vagina ocupan el intervalo entre estas vísceras. La cavidad pélvica también contiene grandes arterias, venas, músculos y nervios. Estas estructuras pueden ser afectadas por muchas enfermedades diferentes y por muchos fármacos en muchas maneras diferentes. Una parte puede afectar a otra, por ejemplo, el estreñimiento puede sobrecargar el recto y comprimir la vejiga de la orina, o el parto podría dañar los nervios pudendos y posteriormente llevar a la debilidad anal.

Beneficios de fortalecer el suelo pélvico

Es bueno trabajar la musculatura del suelo pélvico durante el embarazo

Sí, fortalecer los músculos del suelo pélvico ayudará a la futura madre a:

  • Primeramente evitar o disminuir la incontinencia, agravada por el peso del bebé sobre tu vejiga.
  • Ademas facilitará el parto, ya que tenerlos en buenas condiciones disminuirá los desgarros.
  • También incrementará la circulación sanguínea en la zona, ayudando a curar más rápidamente un desgarro o episiotomía y reducir la posibilidad de hemorroides.
  • Y evitar el prolapso del útero, vejiga y otros órganos de la zona, después del parto.
  • Por lo cual volveras a las actividades normales después del parto sin temor a tener escapes de orina.
  • Finalmente ayuda a incrementar el placer sexual al tonificar los músculos vaginales.